Manejo de la hipertensión y dislipidemia en México: evidencia, brechas y aproximaciones




Enrique C. Morales-Villegas, Cardiometabolic Research Center at MAC Hospital, Aguascalientes, Mexico
Carlos Yarleque, Research, Development and Medical, Upjohn Division, Pfizer, Lima, Peru
María L. Almeida, Medical Affairs, Viatris Division, Pfizer, Mexico City, Mexico


La hipertensión y la dislipidemia -especialmente la hipercolesterolemia- son factores de riesgo cardiovascular que impactan directamente en la prevalencia e incidencia de enfermedades cardiovasculares en todo el mundo y México no es la excepción. Para comprender los desafíos que enfrenta el sistema de salud de nuestro país, especialmente en lo relacionado con el diagnóstico, tratamiento y control de los factores de riesgo cardiovascular mencionados, realizamos un análisis semi-sistemático de la literatura con el objetivo de evaluar las fases del proceso de atención de pacientes adultos mexicanos en lo relacionado con el conocimiento, detección, diagnóstico, tratamiento, adherencia y control de hipertensión y dislipidemia. Se llevó a cabo una investigación bibliográfica semi-sistemática de los artículos publicados en inglés del año 2010 al año 2019; las bases de datos exploradas fueron EMBASE y MEDLINE. Se excluyeron del análisis los artículos sin representatividad nacional, así como los resúmenes de tesis, cartas al editor, editoriales o estudios de casos. Además, se realizó una búsqueda bibliográfica sin restricciones, en los sitios Web de las bases de datos sobre Incidencia y Prevalencia, Organización Mundial de la Salud, Secretaría de Salud de México y Google. La última búsqueda sobre hipertensión se realizó el 28 de agosto del 2020 y sobre dislipidemia el 12 de noviembre del 2019. Se calcularon las medias ponderadas o simples para la recolección de datos. En la revisión, se incluyeron 7 artículos de 647 sobre hipertensión y 11 artículos de 1,265 sobre dislipidemia. Se estimó que la prevalencia de hipertensión en México es de 24.1%; 97.5% de la población reportó haber sido sometida a alguna prueba de detección; 59.9% tuvo conocimiento del diagnóstico; 18.4 % se reconocen con hipertensión; 50% reciben tratamiento; 50% es adherente al mismo, y finalmente solo un 49.9 % tienen control de la hipertensión. Se estimó que la prevalencia de dislipidemia en México es de 36.7%; 48.1% de la población reportó haber sido sometida a alguna prueba de detección; 8.6% tuvo conocimiento del diagnóstico; 28% se conocen con dislipidemia; 68.9% reciben tratamiento; 50% es adherente al mismo, y finalmente solo 30% tuvo control de la dislipidemia. La evidencia revisada hace evidente una gran área de oportunidad para mejorar los índices de diagnóstico, tratamiento y control de estos dos factores sinérgicos para el riesgo de enfermedades cardiovasculares.



Palabras clave: Enfermedad cardiovascular. Dislipidemia. Hipertensión. Manejo. Mexico. Ruta del paciente.